• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado por completo. La misión es el corazón de la fe"
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de Voluntariado Misionero y #VeranoMisión para jóvenes

LAS PRIMERAS COMUNIONES, UN DIA ESPECIAL PARA COMPARTIR CON TODOS LOS NIÑOS DEL MUNDO


Desde Pucusana, Perú, la Hermana Concepción, Sierva del Evangelio, agradece a los niños, que este año han recibido la Primera Comunión, en la Parroquia de San Vicente su generosidad, para con los niños que ellas cuidan en el Colegio de San José.
Lo hizo mandando una carta al Párroco que se leyó a los niños y sus familias el pasado domingo en la Eucaristía. Esta es la carta, en la que entre otras muchas cosas, pide  a los niños que sean siempre amigos de Jesus, y que esa amistad sea el motor que les mueva a compartir con los más pobres


D. Fernando Gutiérrez  Santa maría,
Párroco de San Vicente, Ávila
              Estimado en el Señor: Un año más tengo la oportunidad de dirigirme a usted y en su nombre a toda esa querida Parroquia de San Vicente, donde tuve la suerte de trabajar durante algunos años. Agradezco muchísimo que año tras año sigan acordándose de nuestros niños del Colegio de San José ubicado en Pucusana, Perú.
Nuestra labor con estos niños y sus familias es de ayuda social, ya que son hijos de pescadores la mayoría, trabajo duro y mal retribuido; también podría decir que son familias desestructuradas, niños que viven con padrastro o madrastra u otros familiares, sin el calor del hogar, madres solteras con hijos cada uno de un padre, padres drogadictos que dejan en sus hijos secuelas  para toda la vida. En el colegio tratamos de aliviar y solucionar los problemas que se pueden, a través de psicólogos, sacerdotes, y otras personas dedicadas a este tipo de problemas. También tenemos encuentros de formación cristiana y otras actividades culturales para lograr que haya en el colegio un ambiente de familia donde los niños puedan crecer sanos en cuerpo y alma.
                Como centro de esta ayuda social tenemos el comedor, donde se les da desayuno y comida diaria, intentando que salgan a sus casas bien alimentados y para que puedan rendir en la enseñanza que se les imparte. A medida que pasan los días se les ve crecer y ponerse fuertes.
                 Todo esto lo podemos llevar adelante, gracias a las ayudas que recibimos de tantas personas, como ustedes, que todavía son capaces de renunciar a cosas menos necesarias en favor de otros más necesitados. Llevamos 20 años manteniendo esta obra y confiamos que la Divina Providencia no nos abandonará.
                En nombre de nuestros niños, de sus familias y de la comunidad un gracias muy grande a usted y a todas las personas que quieren colaborar. Que Dios  bendiga a todos  y de manera muy especial a ese grupo de niños que han recibido su Primera Comunión y que Jesús y que Jesús sea siempre su mejor Amigo y el motor que les mueva a compartir con los más pobres.
De nuevo gracias de parte de la comunidad de  Siervas del Evangelio, de los niños y de las familias.